Amigos



Un día aprendí que mientras tu eres la más feliz del mundo, tu familia lo son más,aprendí que puedes ser amada de tal forma que no exista nada más importante que tú, aprendí que no hacen falta palabras cuando las miradas se entienden, que lo material desaparece pero los vínculos que creas con tus seres amados siempre permanecen en el alma, aprendí a querer con todo mi ser, a volar sin alas tan solo con una dulce ilusión, a necesitarte cuando sentí que te perdía, aprendí que la espera siempre merece la pena porque los frutos que se recogen son increíblemente maravillosos. ¡Los pequeños detalles son los que te hacen grandes!

Pensamientos


 3 de febrero de 2011
Tengo la esperanza de que algún día dejemos de ser superficiales o que aprendamos a ser más tolerantes con los "defectos" de los demás,... ya tenemos suficiente con nuestra propia exigencia como para tener que aguantar las de los demás.

Me incluyo porque aunque tenga mil defectos (seguramente sea la mujer con más defectos del mundo), también lo he sido en algún momento de mi vida,...nos volvemos egoístas por un limitado tiempo y no vemos más allá de nuestras narices...

Me pregunto:-¿Cuantos más defectos tienes más mala persona eres? ¿A que no? ¿Entonces porque tratamos peor a los más desfavorecidos?

Yo, estos últimos días me siento melancólica, perdida, sola, suelo divagar sobre tonterías conmigo misma, tonterías que en otras circunstancias carecerían de importancia, pero en este momento son algo significativo en mi vida. Me pregunto tantas cosas que no hayo la respuesta... ¿Por qué nos emperramos en querer algo imposible?

¿Por qué insistimos e insistimos cuando sabemos que no va funcionar?

¿Somos masocas por naturaleza?

Supongo que, cuando deseamos algo con todas nuestras fuerzas, estamos tan convencidos de que es lo que nos va a hacer feliz, que, inconscientemente nos engañamos a nosotros mismos, viendo en tus narices que no es lo que te conviene...pero es lo que deseas...así que ahí está la lucha con uno/a mismo/a. Pero que equivocados estamos.

¿Amor u obsesión?

Si sufres, no es amor. Es obsesión, como dice el reggaetón. Nos emperramos en querer que funcione una relación que no se puede salvar por ningún lado. No vale la pena perder el tiempo, dedicar tus lágrimas a una persona que te produce dolor. Es fácil decirlo, ya lo sé, pero no hay otro camino.

Yo personalmente he encontrado el amor. No el amor en sí, si no, a mi amor.

Supuestamente el amor es difícil de encontrar, de entenderlo y conservarlo, sin que se extinga, se evapore y te lastime, pero cuando creemos que lo hemos encontrado, se nos escapa como la arena del desierto entre los dedos, sin que nos demos cuenta.

¿Se puede amar sin tocar?

Yo opino que sí. Amas a la persona, no a su físico, admiras su personalidad. El físico dentro de unos años se arrugará... pero la esencia sigue ahí. Amar no es sufrir. Es sentir felicidad al lado de la persona que comparte su tiempo y su intimidad contigo. Te encanta como es, cómo se comporta, le deseas. Te preguntas por qué no lo has conocido antes. Te sientes correspondida. La vida te sonríe, te vuelves optimista. Has encontrado tu complementario, tu media naranja...
                  ..............................................................

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada